Apropiación Social del Conocimiento

Apropiación Social del Conocimiento: Acción social y participación ciudadana. *

* Magdalena Castellanos Sierra.  Coordinadora proyecto "Sistematización, análisis y promoción de procesos de apropiación social de CTI en el marco de la investigación participativa de organizaciones sociales en tres diferentes contextos culturales y ambientales de Colombia

Aproximación epistémica y contextual.   Significar la Apropiación Social del Conocimiento APS en los marcos referenciales de las tres experiencias sistematizadas en desarrollo del proyecto: “Sistematización, análisis y promoción de procesos de apropiación social de CTI en el marco de la investigación participativa de organizaciones sociales en tres diferentes contextos culturales y ambientales de Colombia”, nos obliga a repensar su sentido para entenderlo como el proceso de transformación social que se genera a partir de las interacciones de conocimientos de distintos orígenes, que se retroalimentan, que se utilizan de manera cotidiana y sistemática en el quehacer diario, que se resignifican porque producen sentido e identidad y que además generan reflexión crítica (Corporación Ecofondo,  2013). *

De Greiff cuando afirma que la APS del conocimiento “Es el fundamento de cualquier forma de innovación, porque el conocimiento es una construcción compleja, que involucra la interacción de distintos grupos sociales”, y que “La producción de conocimiento no es una construcción ajena a la sociedad [sino que] se  desarrolla dentro de ella a partir de sus intereses, códigos  y sistemas” (COLCIENCIAS, s.f.), posibilita un marco de referencia más allá del conocimiento meramente científico para la producción de conocimiento y su apropiación.  La APS no está determinada únicamente para el uso de la tecnología “sino también por el imaginario simbólico de valores, representaciones y prácticas compartidas de cada grupo social”, es decir que la apropiación social “está ligada no únicamente “al uso”, sino al “uso significativo” (Echevarria, 2008ª), o al “uso con sentido” de las mismas (Selwyn, 2004)” (Toboso & Estévez, 2012).

Abordar la APS implica identificar el origen del conocimiento propósito de la apropiación, cómo se reproduce, se transmite, se difunde; cómo y para qué se utiliza; qué innovaciones genera y cómo se configura la comunidad de tal conocimiento, en el entendido que en la producción de conocimiento y su apropiación se generan interacciones entre el individuo y sus conocimientos con relación a los grupos de interés o  colectivos donde aquel participa  y los conocimientos que allí circulan. En este ámbito, para la sistematización de experiencias, importa identificar las estrategias utilizadas para diseminar o socializar el conocimiento; es decir, cómo se accede a dicho conocimiento, a través de cuáles medios y con qué frecuencia.

En esta perspectiva se concibe la producción del conocimiento y su apropiación como dos constructos inseparables, pues se hace referencia a personas que producen conocimiento, que lo utilizan en su práctica y que además lo circulan. Aquí se difiere del enfoque de la política de ciencia y tecnología que, como  señala De Greiff & Maldonado  (2011, págs. 15-16), su “principal ambigüedad radica en el intento de separar la generación del conocimiento y su apropiación. Aun cuando la apropiación sea entendida como divulgación o difusión, es muy difícil pensarla separada de aquello que se presenta como producción y generación de conocimiento”.

La APS del conocimiento se considera como un resultado a la búsqueda de la solución de problemas de la vida real en un contexto determinado, que se articula a unas dinámicas propias, locales y que se desarrollan en un territorio determinado, de tal manera, que estudiar la APS del conocimiento demanda, en primer, lugar la definición de un marco  contextual que permita entender las dinámicas que existen en el territorio e identificar cómo aquellas se generan, cómo permanecen, por qué se transforman y quiénes inciden desde una perspectiva histórica, para así definir una temporalidad a la experiencia. Es decir, que la APS del conocimiento es inherente a la acción social en un territorio que define la espacialidad de la experiencia, en un contexto histórico y sociocultural determinado y con una temporalidad determinada. De allí surge la necesidad de contar con un marco contextual que además de identificar las condiciones del presente, reconozca el pasado y permita proyectar y potenciar los procesos instalados para su fortalecimiento y consolidación hacia el futuro.

Para analizar la APS en torno a los Reglamentos Internos, como los mecanismos jurídicos de control territorial por parte de las comunidades negras del Choco Biogeográfico que constituye una de las experiencias analizadas, nos referimos al conocimiento tradicional como forma de conocimiento y en particular al derecho propio como norma pactada por una comunidad, que se diferencia del derecho común nacional.  

Así mismo, se reconoce que la transmisión del conocimiento se fundamenta en la oralidad, así como en el sentido y representación simbólica del territorio como base fundamental para la pervivencia de las  comunidades locales.

Apropiación social y gestión ambiental participativa: sinergias e interacciones. La APS del conocimiento y la Gestión Ambiental Participativa –GAP- están íntimamente ligadas, toda  vez que ésta última “se basa en el reconocimiento de los procesos de apropiación de los bienes naturales, las prácticas culturales que permiten su uso, las formas de conservación y sustentabilidad construidas por la gente en sus procesos de adaptación a los territorios”. Además, la GAP contribuye a la “gestión del conocimiento por las comunidades y los actores de la vida en el territorio es fundamental para la participación informada, por eso promueve el establecimiento de instrumentos para la investigación participativa”. En tal sentido, la GAP, como generadora de conocimiento, asume la investigación “como el proceso que permite vincular el conocimiento específico de las características ecológicas de la biodiversidad, de los paisajes y el panorama territorial, con el conocimiento tradicional de las comunidades y con el sistema cultural de representación e interpretación de las diferentes relaciones entre la sociedad y la naturaleza” (Marquez Valderrama, 2013).

La APS del conocimiento en el marco de la GAP tiene sus particularidades, pues hace referencia a procesos donde intervienen comunidades locales, organizaciones de base y ONG. En tal sentido, para el análisis de la APS es necesario identificar la comunidad del conocimiento, entendida como la comunidad que incorpora unos saberes en su vida cotidiana con diversa intencionalidad, caracterizar dicha comunidad, y explorar el uso de dichos conocimientos. Además, implica identificar cuáles son los actores sociales que han intervenido en la construcción de las distintas aproximaciones para la producción del conocimiento y su apropiación,  así como las características de dichos actores, sus  tipologías y su carácter colectivo e individual.

Es así como en la experiencia de la gestión del agua como bien público a través de los acueductos comunitarios en Antioquia, se parte del marco normativo común para explorar acuerdos públicos – comunitarios que reconozcan las condiciones sociales, económicas y culturales de las comunidades involucradas, quienes consideran posible desarrollar formas alternativas a la privatización de los bienes comunes para su gestión.  

En el caso de la apropiación social de la agroecología como alternativa para la resignificación de la vida campesina, que involucra comunidades locales en Boyacá quienes a través de la apropiación de técnicas agroecológicas combinadas con el conocimiento popular han derivado en procesos de empoderamiento de género “como mujeres independientes y reconocidas”, producto de los espacios de interacción organizativos y comunitarios que la experiencia facilitó y en donde emergieron conocimientos que han sido apropiados. De tal manera, que el análisis de la APS del conocimiento implica también reconocer cómo ha influido la cultura de las comunidades involucradas en los procesos de la gestión ambiental participativa para la apropiación del conocimiento y cómo ésta se expresa a través de dimensiones sociales, económicas, políticas y ambientales para agenciar transformaciones sociales.

Organizaciones Miembro: