Iniciativa legislativa El Derecho a la autogestión comunitaria del agua.

Fuente: http://redacueductoscomunitarios.co/leypropia/

Inicitativa legislativa El derecho a la autogestión comunitaria del agua.

Presentación

Cuando se decidió realizar el referendo en defensa del agua como derecho humano fundamental y bien público, se convocó el primer encuentro nacional de acueductos comunitarios en septiembre de 2006 en la ciudad de Bogotá. Los acueductos comunitarios, identificados como defensores del agua en sus territorios rurales y urbanos, acogieron esa iniciativa popular de reforma constitucional como propia. Se han llevado a cabo otros cinco encuentros, en Buga, Cartagena, Pasto, Villavicencio y el más reciente en Medellín en septiembre de 2016, con una participación promedio de 250 personas delegadas de diversas regiones del país.

Desde ese momento los acueductos comunitarios demuestran que son actores protagónicos de la defensa del agua y asumen el referendo como su tarea política más importante. De la declaración del primer encuentro en Bogotá se resalta la exigencia número 3, que señala que los acueductos comunitarios “por su naturaleza no pueden ser enmarcados en la actual legislación diseñada para garantizar el lucro, lo cual exige un régimen especial para los acueductos comunitarios acorde con su función de gestión pública, participativa y comunitaria del agua”.

La Red Nacional de Acueductos Comunitarios de Colombia es un proceso de articulación a nivel nacional de organizaciones que agrupan diferentes asociaciones, redes y federaciones de acueductos comunitarios, constituida para luchar por el fortalecimiento y reconocimiento de la gestión comunitaria del agua. Está conformada por mujeres y hombres procedentes de veredas, corregimientos, municipios y barrios, del llano y la montaña, de la costa y la sabana, de los páramos y el altiplano, de las selvas y las ciudades. Hacen parte de la Red comunidades organizadas de Cundinamarca, Boyacá, Santander, Tolima, Meta, Guaviare, Casanare, Huila, Nariño, Cauca, Valle del Cauca, Bolívar, La Guajira, Magdalena, Antioquia y Bogotá.

Esta iniciativa legislativa se ha construido y socializado en las regiones a través de asambleas y talleres. Durante el VI Encuentro Nacional de Medellín se aprobó finalmente este proyecto y se lanzó la campaña nacional para su divulgación y defensa desde cada territorio.

Colombia vive un momento histórico, el ruido del conflicto armado amaina con los acuerdos de paz logrados entre el Gobierno nacional y las FARC-EP, lo que crea una situación favorable para la propuesta de una ley que consagre el derecho a la autogestión comunitaria del agua en Colombia. Se trata de una ley propia construida durante años de trabajo mediante la cual se exigirán los derechos fundamentales y colectivos de las comunidades organizadas, que son defensoras de derechos humanos en cuanto autogarantizan el derecho fundamental al agua, así como los derechos de la naturaleza, los derechos de los ríos y manantiales, los derechos del agua.

La gestión comunitaria del agua la realizan en Colombia más de 12 mil organizaciones conocidas como los acueductos comunitarios. Somos herencia ancestral y construcción cultural y una de las más ricas expresiones de la gestión ambiental participativa existentes en nuestro país.

Consideramos que el primer punto de los acuerdos de paz sobre el desarrollo rural integral abre el escenario para las reivindicaciones de las comunidades campesinas y para la gran cantidad de familias de origen campesino, indígena y afro desplazadas por causa del conflicto y que habitan en las ciudades.

Cuando decimos que la paz es territorial y la democracia debe ser real nos referimos a cómo vivir mejor, y es imposible vivir mejor sin el acceso al agua. El derecho humano al agua, que está incluido en el bloque de constitucionalidad, merece lugar destacado en nuestra carta constitucional. Esto también implica concebir el agua como bien común y reconocerle sus derechos, como bien lo expresa la sentencia T-622 de 2016 al considerar el río Atrato como una entidad sujeto de derechos y amparar como derechos fundamentales los derechos a la vida, a la salud, al agua, a la seguridad alimentaria, al medio ambiente sano, a la cultura y al territorio.

El documento que contiene el proyecto de ley propia y la exposición de motivos que la sustenta. En la primera parte, Exposición de motivos, queremos demostrar e insistir en la urgencia que tiene nuestra sociedad en su diversidad de garantizar la conservación del agua como bien común así como el acceso y suministro de agua a nuestra población toda elevado a la categoría de principio y derecho constitucional, reconociendo la autogestión comunitaria como parte constitutiva de este derecho fundamental y como un potente entramado social que lo garantiza. La gestión comunitaria del agua es garantía eficaz del propósito de responder con procesos adaptativos locales a los riesgos que enfrentamos ante los cambios críticos del clima que hacen de Colombia uno de los territorios más vulnerables del planeta. Nosotras, las gentes del agua, presentamos a la sociedad colombiana nuestra ley propia por iniciativa popular y reclamamos todo su apoyo solidario.

DOCUMENTOS RELACIONADOS

DocumentoVer más

Organizaciones Miembro: